Análisis de Castle Crashers Remastered

Imagen de perfil de Alberto Cordero
por Alberto Cordero el 04/10/20151
Análisis
Análisis
Título

Castle Crashers

Autor
04/10/2015
Tamaño

287,77 MB

Fecha de Lanzamiento

09/09/2015

Desarrollador

The Behemoth

Publicado Por

The Behemoth

Género

Acción y aventura, Juego de personajes

Descripción del Juego

¡Ábrete paso hacia la victoria a golpe de puños y machete en esta edición remasterizada de la popular aventura de arcade en 2D de The Behemoth! Si te gustan los juegos cooperativos, no puedes perderte nuestro nuevo favorito del género: Lovers In A Dangerous Spacetime. ¡Ya disponible! Con 60FPS, Castle Crashers Remastered te ofrece unos gráficos en alta resolución como nunca los habías visto. Juega junto a un máximo de tres amigos en modo local o en línea para salvar a tu princesa, defender tu reino y ¡colarte en castillos ajenos! Características: • ¡Desbloquea más de 25 personajes y más de 40 armas! • Sistema intuitivo de combos y magia: desbloquea todo un abanico de ataques a medida que tu personaje avanza por el juego. • Sube de nivel a tu personaje y ajusta su fuerza, magia, defensa y habilidad. • Los adorables animalitos te harán compañía. Cada uno aporta distintas habilidades para ayudarte en tu aventura. • Modo arena: compite contra otros jugadores en partidas por equipos o todos contra todos. • Minijuego «¡Atrás, bárbaro!»: salta arriba y abajo por el nivel para evitar a tus enemigos. • Modo loco: pon a prueba tus habilidades en el desafío de campaña definitivo.

El popular Castle Crasher, convertido ya en un juego de culto por derecho propio, vuelve a nosotros en Xbox One en forma de remasterización. Y lo ha hecho además de forma gratuita para aquellos que ya poseían el título de The Behemoth en Xbox 360. Castle Crashers fue uno de los títulos que llegó en la primera oleada de indies  de calidad notable que pudimos disfrutar en la anterior consola de Microsoft, y estoy seguro de que la mayoría de quienes ya lo jugase lo recordará con gran cariño. The Behemoth es un pequeño estudio, responsables de Alien Hominid o BattleBlock Theater, que nos trae de vuelta uno de sus título más brillantes con esta edición para nueva generación. Castle Crashers Remastered es un beat ‘em up de corte tradicional de los que nos tenían acostumbrados las máquinas de 16 bits, como pueden ser Golden Axe o Teenage Mutant Ninja Turtles. Y si a esas mecánicas le añadimos el toque humorístico de The Behemot, más los añadidos de está revisión, el resultado es el juego que nos ocupa: un título de gran calidad que no defraudará.

castle crashers 1

Una gran remasterización para un título “pequeño”

Es curioso el nivel tanto de calidad como de popularidad que han logrado alcanzar algunos de los títulos independientes. Algunos de ellos han comenzado a recibir remasterizaciones de tanta calidad como el título que nos ocupa, con más de 7 años desde su lanzamiento original en el 2008. Dentro de este nuevo boom de las remasterizaciones hemos visto cosas de todo tipo, desde las más trabajadas a las que prácticamente han sido ports de sus anteriores versiones. Pero ese no es el caso de este Castle Crashers Remastered, que nos trae todo lo que debería traernos una edición de este tipo.

Gráficamente ha mejorado y ha subido su resolución y framrate a los 1080p y 60 imágenes por segundo, con lo que se ha mejorado considerablemente la calidad de imagen. Además, aunque su estilo artístico es sencillo, se trata posiblemente del juego de The Behemoth que goza de más detalles en sus diseños, con una gran variedad tanto de escenarios como de personajes amistosos y enemigos. Visualmente simple, pero que resulta eficaz en su propuesta, más aún ahora. Y que además viene acompañado de una banda sonora perfectamente integrada, que le sienta bien tanto al estilo artístico como al jugable. Mientras que por otro lado nos trae todo el contenido descargable aparecido para el juego en su anterior versión, un nuevo minijuego y la posibilidad de transportar nuestras partidas de Xbox 360 a la nueva versión, lo que viene muy bien para un juego de este tipo, con buena rejugabilidad.

Resumiendo, para quien aún no haya probado el juego, esta es su mejor oportunidad para hacerlo y no perderse un título que ya es un clásico de la escena independiente.

castle crashers 3

Al rescate de las princesas

Nuestros enemigos bárbaros han raptado a las hijas del rey. Y nosotros, como buenos y apuestos caballeros deberemos emprender nuestra aventura para rescatar a las princesas. Este argumento tan clásico, tan sencillo, es lo que nos da pie para comenzar a repartir palos a todo el que ose ponerse por delante nuestra.

Como veis la mayor variedad y originalidad no la hallaremos en su argumento, sino en sus diseños, tanto de escenarios como de personajes y enemigos. Con respecto a los primeros, recorreremos todo tipo de lugares, selvas, montañas nevadas, volcanes, castillos… Todos ellos recreados con gran sentido del humor y un atractivo estilo artístico. Del mismo modo, en los enemigos también encontraremos una importante variedad de diseños, tanto de los más “pequeños” como de los jefes de niveles. Cada uno con su estilo particular, tanto de lucha como visual. En general, una estética muy de The Behemoth, y uno de sus títulos más notables en este aspecto.

En cambio, donde quizás si se hecha en falta algo más de variedad es en los diseños de los personajes protagonistas. Muy parecidos entre sí no solo visualmente, sino también en sus habilidades. Y es que en los primeros niveles, cuando aún no hemos mejorado ninguna característica, apenas notaremos diferencias entre elegir un personaje u otro. Apenas se distinguen por su habilidad mágica y ligeras diferencias entre su agilidad y ataques. Lo positivo es que conforme vayamos avanzando podremos desbloquear hasta otros 25 personajes jugables adicionales que se sumarán a los iniciales, y que nos incitará a continuar jugando con ellos.

castle crashers 2

Ahora, si Castle Crashers Remastered es la mejor oportunidad para probar el título de The Behemot, hacerlo en cooperativo junto a un amigo será la mejor forma de jugarlo. Al igual que ocurría con aquellos títulos de 16 bits, la posibilidad de compartir la aventura y los mamporros junto a otro jugador enriquece la experiencia haciéndola más interesante y sobre todo divertida. Y en Castle Crashers podremos compartir la pantalla con hasta cuatro jugadores más. Podremos elegir entre crear una partida privada para jugar con amigos, participar en un grupo abierto, o hacerlo con amigos en un grupo abierto a todo el mundo. Por desgracia, eso sí, si queremos jugar con jugadores aleatorios la experiencia no es la misma, ya que no todos los jugadores duran mucho en la partida, y además en ocasiones se nos empareja con gente con importantes desniveles, dando lugar a una experiencia poco satisfactoria.

Su jugabilidad presenta el mismo control sencillo y eficaz que ya encontrábamos en la versión para Xbox 360. Un botón para un golpe fuerte, otro para uno más débil y rápido, y otro para saltar, que podremos ir combinando para realizar los diferentes combos que iremos aprendiendo. Mientras que también podremos emplear algunas armas a distancia como las flechas. Además cada personaje dispondrá de una habilidad mágica particular que es casi lo único que los diferenciará desde el inicio. Por eso es una buena idea elegirlos en función de la que más nos guste. Pero es en su elemento rolero donde encontramos una mayor profundidad.

Ese toque RPG que The Behemot incluyó en Castle Crasher le sienta fenomenal, y aunque no es demasiado profundo, lo convierte en un juego mucho más completo de lo que habría sido sin él. En primer lugar cada personaje cuenta con cuatro característica que podemos ir potenciando a nuestro gusto en función de los puntos de experiencia conseguidos: fuerza, defensa, agilidad y magia. Según cuáles de estas características vayamos potenciando iremos desarrollando nuestro personaje y especializándolo en el estilo de lucha que más nos guste.

castle crashers 4

Pero el toque rolero no queda aquí, sino que se extiende a las armas, que serán muy numerosas y estarán repartidas por los escenarios. Las podremos encontrar escondidas, en cofres o incluso en tiendas, a las que accederemos con el oro que vayamos consiguiendo. Adquirir nuevas armas que mejoren las que ya tenemos será una necesidad para lograr avanzar con éxito en nuestra aventura. Cada una de ellas poseerá diferentes características que nos potenciarán alguno de nuestros atributos, mientras que nos penalizarán en otros. Por lo que deberemos hacer uso de aquellas armas que más se adapten a las características de nuestro personaje. La cantidad de armas disponible, y la posibilidad de ir subiendo de nivel cada uno de los personajes por separado convierten a Castle Crasher en un juego más adictivo de lo que pueda aparentar su sencillez.

Durante la aventura podremos ir encontrando diferentes mascotas, algunas estarán un poco más escondidas en el escenarios, mientras que otras las veremos a simple vista. Estos simpáticos compañeros nos echarán una mano en la batalla de diferentes maneras, recuperando nuestra salud con comida, atacando a los enemigos, consiguiéndonos un dinero extra… Por otro lado, durante el juego habrá determinados momentos en los que podremos tomar diferentes monturas, que aportarán un toque más de variedad al transcurso del juego. mascotas y monturas. Además deberemos pensar bien en qué invertir el oro obtenido, a lo largo del mapa que podremos recorrer libremente, habrá tiendas que nos vendan desde armas hasta pociones.

Por último se ha añadido un nuevo minijuego, “¡Atrás, Bárbaro!”, en el deberemos ir huyendo de los enemigos que irán apareciendo en la pantalla. La gracia estará en que para movernos no haremos uso del stick, sino de los cuatro botones frontales, y tendremos que estar concentrados para pulsar la combinación necesaria para mover nuestro personaje hacia donde queremos y que no nos pillen los enemigos por sorpresa. Un añadido muy interesante y divertido, con el que pasaremos un buen rato y también podremos jugar con amigos.

Conclusión

A pesar de la sencillez de Castle Crashers, tenemos juego para largo. Si bien lo que nos dura la aventura no supone un tiempo excesivamente elevado, su dificultad está bien ajustada para suponer un reto interesante y si sus mecánicas nos atrapan y nos picamos para continuar subiendo a nuestros personajes favoritos de nivel, nos dará para muchas horas. Más aún si jugamos junto a amigos. Perderá algo de su gracia si ya se ha jugado en la pasada generación, pero aún así el lavado de cara y su precio (Castle Crashers Remastered estuvo gratis hasta el 20 de septiembre para quienes ya poseían el juego original) merecen darle un nuevo repaso. Además recordad que podéis trasladar vuestra partida y recuperar vuestros personajes tal y como los dejasteis.

 

Lo Bueno

- Estilo artístico
- Diversión en cooperativo
- Mayor profundidad jugable de lo que aparenta
- Todos los añadidos de la remasterización

Lo Malo

- Jugar con desconocidos no resulta una buena experiencia
- Escasa variedad jugable entre los personajes
- Si ya le dedicaste muchas horas, no supone un gran aliciente
- Historia algo insulsa

Nota
Nuestra Nota
Vuestra Nota
Opina aquí
Jugabilidad
8.5
Gráficos
7.9
Sonido
7.0
Innovación
8.0
8.3
Nota Final
Vuestra Nota
Tú has analizado esto
¿Qué te parece la noticia?
LOL
0%
Genial
0%
¿¡WTF!?
0%
Meh...
0%
Lamentable
0%
Furioso
0%

Deja un comentario

1 Comentario en "Análisis de Castle Crashers Remastered"

Notificarme
Ordenar por:   Mas nuevo | Mas antiguo | Mas votados
Glodin
Member
0 G.

Obra maestra dentro de su género.

wpDiscuz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR